Química Estrella tiene una historia de más de 150 años. Efectivamente, sus orígenes se remontan a 1836, año en que Pablo Ferrari establece la farmacia de Santo Domingo en la calle Defensa frente al Convento Dos años más tarde es adquirida por Silvestre De Marchi, el que al cabo de dos década, y ya funcionando como farmacia De Marchi, incorpora la droguería al por mayor. En 1854 los hijos de Silvestre: Antonio, Marcos y Demetrio. Es éste último, Demetrio De Marchi, quién en 1898 traslada la farmacia a la esquina de Defensa y Alsina y cambia su nombre por farmacia "La Estrella". En el año 1900, un hijo de Demetrio, Marcos, crea la "Droguería de la Estrella".

En mayo de 1906, el Poder Ejecutivo aprueba el acta de constitución de la sociedad "Droguería de la Estrella Ltda.", base de la actual Química Estrella.

En 1921 se decide la compra de un terreno de alrededor de 40000 metros cuadrados en pleno corazón geográfico de Buenos Aires, situado en la Avda. de los Constituyentes y Chorroarín, donde se proyecta.

En el mes de agosto de 1924 se inicia la construcción de la fábrica, bajo la dirección de ingenieros holandeses y alemanes.

La edificación es típicamente inglesa, o sea una arquitectura funcional, un conjunto de pabellones unidos en le primer piso por medio de puentes que intercomunican cada una de las secciones. Está realizada en ladrillo prensado con grandes ventanales, que permiten una buena iluminación natural.

Se inaugura en el año 1928 la nueva fábrica, única en el país y de las más grandes del mundo entero en su género.

En el año 2010 el grupo inversor Espacios Estrella comienza con la recuperación edilicia de la planta industrial preservando los lineamientos y las características arquitectónicas pero adaptándolas a las necesidades del masterplan realizando un aporte fundamental en la recuperación y jerarquización del Barrio y sus alrededores.

En 1898 traslada la farmacia a la esquina de Defensa y Alsina y cambia su nombre por farmacia "La Estrella".

En 1924 se inicia la construcción de la fábrica.

En 1928 se inaugura la nueva fabrica.

En 2010 el grupo inversor Espacios Estrella comienza con la recuperación edilicia.